Pernía se llevó la primera pole de la era Turbo