Rossi, el mejor de la mañana