Nefa y un inicio prometedor